OMS pide acceso equitativo a vacuna; advierte riesgo países pobres

La Organización Mundial de la Salud alertó que el acaparamiento del biológico contra covid-19 puede provocar caos en el mercado y una respuesta descoordinada a la pandemia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que el acaparamiento de vacunas contra covid-19 por parte de países ricos puede prolongar la pandemia y provocar un mercado caótico, una respuesta descoordinada y una disrupción social y económica continua.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director del organismo, alertó que el mundo “está al borde de un fracaso moral” respecto a la distribución de las inmunizaciones, ya que los fabricantes han priorizado los acuerdos con países más ricos, evitando el mecanismo COVAX, iniciativa puesta en marcha para garantizar un acceso equitativo a la inoculación.

“La equidad de las vacunas no es sólo un imperativo moral, es un imperativo estratégico y económico”, subrayó.

En tanto, Amnistía Internacional (AI) advirtió que 70 países pobres sólo podrán vacunar a 10% de su población en este año.

OMS condena a países que retienen dosis

El director del organismo lamentó que la distribución de vacunas está cerca del “fracaso moral”

El mundo está al borde de un fracaso moral en cuanto a la distribución de las vacunas contra covid-19, aseguró ayer el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“La situación se ve agravada por el hecho de que la mayoría de los fabricantes han priorizado la aprobación regulatoria en países ricos donde las ganancias son más altas, en lugar de presentar expedientes completos a la Organización Mundial de la Salud”, denunció el titular del organismo en su discurso ante la Junta Ejecutiva de la OMS.

Algunos países y empresas dan prioridad a los acuerdos bilaterales, evitando de esa formar el mecanismo COVAX, la iniciativa puesta en marcha para garantizar un acceso equitativo a las inmunizaciones, denunció.

Esto está provocando un aumento de los precios y que salten al frente en la lista, afirmó Adhanom Ghebreyesus.

“Esto podría retrasar las entregas del mecanismo COVAX y crear exactamente el escenario que fue diseñado para evitar, con el acaparamiento, un mercado caótico, una respuesta descoordinada y una disrupción social y económica continua”, dijo.

Aseguró que estas actitudes prolongarán la pandemia, con lo que habrá más restricciones, así como consecuencias económicas.

En el mismo sentido, Amnistía Internacional (AI) advirtió que 70 países pobres sólo podrán vacunar a 10% de su población durante este año.

A diferencia de los países más ricos, que podrán inocular a cerca de todos sus habitantes. Esto, a pesar de que las naciones desarrolladas representan únicamente 14% de la población mundial.

El organismo criticó el caso de Canadá, cuyo gobierno adquirió cinco veces la cantidad de dosis necesarias.

Ante esto, la organización solicitó a los países miembros transparentar sus contratos bilaterales y de control de suministro.

Además, las empresas productoras deberán permitir a los países con contratos bilaterales compartir las dosis con el mecanismo COVAX, que implementó la OMS en 2020 para garantizar el reparto equitativo de las dosis.

De acuerdo con la OMS, a escala mundial se han administrado más de 39 millones de inyecciones en 49 países de altos ingresos.

Según el registro del contabilizador Our World in Data, de la Universidad de Oxford, Israel encabeza las aplicaciones con 28%, seguido de Emiratos Árabes, con 19%. El promedio mundial es de 0.52%.

“La equidad de las vacunas no es sólo un imperativo moral, es un imperativo estratégico y económico”, insistió Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Link nota original: Click Aquí